Massa y Lavagna rechazan por ahora la convocatoria oficial para un acuerdo de estabilidadPolítica 

Massa y Lavagna rechazan por ahora la convocatoria oficial para un acuerdo de estabilidad


Sergio Massa le reclamó ayer a Macri que convoque a la oposición “sin exclusiones”

Criticaron el llamado de Macri y se diferenciaron de Pichetto y Urtubey, que se mostraron más conciliadores; descartaron el pacto electoral que pidió Cornejo

La oposición peronista no kirchnerista rechazó ayer en todas sus líneas la sorpresiva propuesta del gobernador de Mendoza y presidente de la UCR,

Alfredo Cornejo,

de conformar una alianza ampliada de Cambiemos para vencer a Cristina Kirchner en

las elecciones presidenciales del 27 de octubre próximo.

Sin embargo, ese peronismo se dividió frente a la convocatoria del gobierno de Mauricio Macri a un acuerdo de diez puntos de políticas de Estado para garantizar la estabilidad y evitar la volatilidad hasta las elecciones.

Roberto Lavagna

y

Sergio Massa

lo rechazaron, mientras que Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey lo aceptaron.

Los cuatro precandidatos de Alternativa Federal rechazaron en forma tajante la propuesta de Cornejo de conformar una coalición amplia junto a Cambiemos. Esa idea ya la habían expresado Ricardo Alfonsín y el diputado Martín Lousteau.

Voceros de Lavagna, de Consenso 19, dijeron a
LA NACION que valoraban que “el radicalismo se abra al diálogo con otros sectores”, pero aseguraron que la unión con Macri es imposible para el exministro de Economía.

Massa, en tanto, señaló que los dirigentes del radicalismo “tienen una enorme preocupación por las listas electorales, pero pocos por la lista del supermercado”. También le cerró la puerta.

Pichetto dijo que el diálogo “no debe tener especulaciones electorales”. Y Urtubey ironizó ante
LA NACION: “Están de conscripción de socios, como en los clubes en crisis. Olvídese, un divague…”

En el peronismo señalan que Cornejo podría estar formulando una propuesta inaceptable para Macri con el fin de negociar la permanencia radical en Cambiemos. Como presidente del comité nacional de la UCR, debe convocar a la convención nacional a fines de mayo para definir si el partido se queda en Cambiemos, si apoya a Lavagna o si otorga libertad de acción.

Cornejo sorprendió con la idea de unificar Cambiemos con el peronismo. “Nos parece una buena iniciativa convocar a las fuerzas de la oposición a un gran acuerdo nacional. Me encantaría que tuviese un correlato electoral. Ya es útil ampliar Cambiemos a otros dirigentes como Lavagna, Pichetto, Urtubey y Massa”, dijo el mendocenino ques es jefe de la UCR.

En cuanto a la convocatoria al acuerdo que propuso el Gobierno de 10 puntos, Lavagna y Massa lo rechazaron en forma tajante. Por la mañana, el exministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner dijo en Twitter que era una estrategia de “especulación política” y de “marketing”.

“Está claro que el Gobierno atraviesa una seria crisis de confianza. No hay que jugar con las expectativas de la gente a partir de la especulación política y los titulares de los diarios. Consenso es escucha sincera de los que piensan distinto no marketing”, dijo Lavagna. Cerca de Lavagna dijeron: “Esto llega tarde y llega mal”.

Por su parte, Massa fue muy duro en su rueda de prensa. “El diálogo y los acuerdos no se construyen por whatsApp, ni con filtraciones a la prensa”, dijo. “No puede ser pensado para dividir a los opositores”, agregó. Y reclamó que “el diálogo debe ser sin exclusiones y convocar a todos”. Le hizo así un guiño al kirchnerismo: el lunes último había exhortado a Macri a un diálogo amplio con toda la oposición incluida la expresidenta Cristina Kirchner.

Anoche reiteró su reclamo de que “el Presidente convoque a todos los opositores sin mezquindad y a los empresarios, trabajadores y jubilados”, porque, “si no lo hace, desde el lunes lo vamos a hacer nosotros”.

Massa le envía así señales al electorado kirchnerista porque considera que Cristina podría no presentares en las elecciones. El dirigente tigrense aseguró que desde el Gobierno “no tomaron contacto conmigo”.

Consultado por la lacion sobre si concurriría en caso de que Macri cumpla sus condiciones, señaló: “No quiero entrar en especulaciones”.

En cambio, Pichetto accedió a conversar con el Gobierno mediante un comunicado en el que fijó su postura de que “la Argentina necesita acuerdos y deben ser discutidos sin especulaciones electorales con gobernadores y representantes de los trabajadores”. El senador pidió que “se acuerden puntos básicos de entendimiento ya que esto le dará previsibilidad a nuestro país”. Pero señaló que el diálogo debe ser “amplio y generoso”.

También el salteño Urtubey, según aseguró a
LA NACION, aceptará participar del llamado del Presidente. “Hace un largo tiempo que vengo planteando que hay que hacer algo así. Me lo mandaron por mensaje, hay que trabajarlo un poco”, dijo el gobernador de Salta. “Obvio que, como siempre, voy a tratar de ayudar”, agregó.

El GEN dice que es una estrategia de polarización

El partido de Stolbizer evaluó los puntos del acuerdo que se negocia entre el Gobierno y el PJ, y lo definió de “electoralista”

  • GEN, el partido que lidera Margarita Stolbizer, rechazó ayer la propuesta que impulsó el Gobierno de llegar a un acuerdo de consensos básicos con sectores del peronismo. A través de un comunicado, definió a la agenda la propuesta por el Gobierno como “mala, limitada y electoralista para disimular su propia debilidad y desorientación”.
  • También sostuvo que “hacer una convocatoria parcial, coyuntural y por urgencias propias pierde credibilidad para sustentar un debate serio sobre el futuro de la Argentina” y criticó que la propuesta “parece ser una nueva estrategia de polarización” ya que aquellos que no coincidan quedarán afuera “volviendo a agitar el fantasma del pasado”.
  • Además, el GEN culpó en el comunicado al Gobierno de “acatar” las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) por sobre los intereses nacionales. “No parece una agenda para la Argentina, sino para acatar necesidades del FMI que no se compadecen con la defensa del bien común y el interés general”, describió el mensaje partidario.

Articulos relacionados