Identidad, tackle y scrum: lo que tiene y lo que no esta versión de JaguaresDeportes 

Identidad, tackle y scrum: lo que tiene y lo que no esta versión de Jaguares


Crédito: VillarPress

Entre los estruendos contra las bolsas de tackle de los entrenamientos, el tintineo de las pesas en el gimnasio y los banners publicitarios a la salida del vestuario hay una frase que se repite: “Estamos cerca del equipo que queremos ser”. Partido tras partido, Jaguares se acerca al ideal que trazó Gonzalo Quesada cuando asumió el mando. Así y todo, quedan cuestiones por resolver, sobre todo si en la línea de llegada está el Mundial de Japón.

El partido de este sábado ante Stormers (en el horario especial de las 16.40, en Vélez, televisado por ESPN2) resulta una buena prueba en función de seguir puliendo esos aspectos. Enseguida viene una dura gira por Oceanía (dos partidos en Nueva Zelanda y dos en Australia) y sería ideal llegar con un colchón de puntos que permitan dejar el resultado en segundo plano y enfocarse en el juego, en medio de la rotación que necesariamente encarará el entrenador. Llevará un plantel largo, sin ausencias, pero habrá cambios entre partido y partido.


Crédito: Villarpress

Entre las premisas que se planteó Quesada estaban consolidar cuestiones centrales del juego (defensa, ataque, formaciones fijas), seguir forjando la identidad del equipo y agrandar la base de jugadores.

El partido de este sábado ante Stormers se juega en el horario especial de las 16.40, en Vélez, televisado por ESPN2.

En el costado estrictamente deportivo hay un factor que sobresale: la defensa. Un dato es elocuente:

Jaguares

pasó de tener una efectividad de tackle de 81,9% en 2018 (el tercero peor) a ser el mejor de la competencia con un ratio del 87,3%. Los jugadores se alimentan de la defensa para ganar confianza y largarse a jugar, además de que permitió resolver favorablemente algunos encuentros, ya sea porque aguantó la ventaja con la espalda contra el in-goal (Blues, Brumbies) o porque le permitió mantenerse en partido sin jugar bien (Bulls).

El domingo, Quesada afirmó en ESPN que no le preocupaban mucho los números, porque había situaciones de juego que escapan a las estadísticas tradicionales y que compensaban falencias, como recuperar pelotas sueltas o cargas aéreas. No obstante, esto que puede ser relevante en el frenesí del

Super Rugby

queda reducido a la mínima expresión ante la importancia de las formaciones fijas en la escena internacional. Pensando en el Mundial, el scrum, pese, a que se advierte un crecimiento sábado a sábado, todavía tiene mucho por mejorar. El line-out había alcanzado un standard altísimo, pero en los últimos partidos mermó considerablemente.

En ataque, Quesada consiguió agregarle variantes a la estructura eficiente que le había dotado Ledesma, siempre cimentado en el cambio de paradigma que propiciaron Daniel Hourcade y Raúl Pérez. Otros aspectos en los que se avanzó: la salida del campo propio, la utilización del pie en general. Todavía por corregir: la definición en los últimos metros.

La identidad tiene que ver antes con estados mentales. Aunque imposible de medir cuantitativamente, se refleja en acciones concretas. En la capacidad de cerrar partidos, que durante los primeros años tanto daño hizo, se advierte un salto considerable. La disciplina, en cambio, todavía es oscilante: se pasó de 15 penales ante Bulls a cinco ante Sharks a 11 contra Brumbies, además de tres amarillas en los últimos cuatro encuentros.


Fuente: LA NACION – Crédito: VillarPress

Cuando Lucio Sordoni ingrese hoy se convertirá en el séptimo jugador en debutar en Jaguares este año y el 37° en ser utilizado por Quesada. El recambio era uno de las amenazas que asomaban a principio de año y los resultados vienen siendo más que satisfactorios, incluso en un contexto de múltiples lesiones. Luego de cuatro partidos en los que se mantuvo una base estable, en la gira volverán a aparecer cambios de un partido a otro para no desgastar jugadores.

El partido con Stormers, entonces, representa una oportunidad tanto de seguir ajustando tuercas como de subirse al avión con la confianza a pleno.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados