El Gobierno salió a reclamar a la oposición que se sume a un acuerdoEconomía 

El Gobierno salió a reclamar a la oposición que se sume a un acuerdo

El Gobierno a pleno salió a reclamar este viernes a la oposición que adhiera a un acuerdo de consensos con el que intenta llevar calma a los mercados, conseguir respaldo político en medio de la crisis económica y aislar a la principal opositora, Cristina Fernández de Kirchner, de cara a las próximas elecciones presidenciales. Obtuvo un tibio apoyo de algunos de los pre candidatos de Alternativa Federal que se mostraron abiertos a dialogar y un rechazo categórico del ex ministro de economía Roberto Lavagna, mientras que Sergio Massa supeditó su participación a un “cambio de rumbo”.

Ninguno ahorró vehemencia a la hora de plantear el reclamo, que comenzó el propio presidente Mauricio Macri durante la inauguración de un oleoducto para el yacimiento de  Vaca Muerta, en Añelo, Neuquén. “Es un momento de tener generosidad, de sentarse en una mesa y acordar, llevar tranquilidad, llevar futuro a la casa de todos los argentinos”, afirmó el jefe de Estado. E insistió: “Firmemos de nuevo consensos sobre las cosas básicas que vamos a respetar, herramientas que nos permitan decirle al mundo que esto que empezamos vamos a continuar”.

Sus funcionarios que le siguieron en la saga. El vicejefe de Gabinete y secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra, pidió dejar de lado los intereses particulares y afirmó que desde el primer día el Gobierno estableció “espacios de diálogo constructivos con otros partidos”.

En el camino de la confirmación de que el de Cambiemos es el único camino posible para el país, el funcionario insistió en que la dirigencia política tiene la responsabilidad de generar consensos en temáticas “que no tienen discusión”.

En su intento de conseguir respaldo político y aislar a su principal competidora electoral, el ex ministro de Modernización indicó: “Entendemos que debemos dejar de lado los intereses particulares que tienen que ver con la elección y concentrarnos en los intereses del país”.

Y agregó: “Como dirigencia política es nuestra responsabilidad generar consensos en temáticas que no tienen discusión, pero que sin embargo no fueron respetadas por el gobierno anterior”.

Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien se ocupa de negociar con los gobernadores y está encargado de acordar sobre estos puntos con la oposición, expresó que el objetivo es “contribuir a la gobernabilidad”, es decir, dar previsibilidad, confianza y estabilidad en el mundo político, empresarial, sindical y a los inversores externos.

Sin embargo, para Frigerio las conversaciones están en pañales y, al igual que Ibarra, pidó dejar los intereses personales de lado y enfocarse en los del país y su coyuntura actual.

Entre los aliados, fue el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, quién salió a bancar la idea. No sólo aseguró que era “buena” la iniciativa de convocar a la oposición “a un gran acuerdo nacional” y sino que agregó que le “gustaría que ese consenso tuviera un correlato electoral” en las elecciones de octubre. Dijo, para dar “previsibilidad al país”.

En tanto, los dirigentes de la oposición “dialoguista” como el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, el jefe del bloque de Senadores peronistas Miguel Ángel Pichetto y el gobernador neuquino Omar Gutiérrez acompañaron con matices la iniciativa.

“Negarse a debatir sobre cómo solucionar los temas que le importan a la sociedad sería antidemocrático y lograr consensos entre todos sería una demostración de madurez política”, afirmó Urtubey a la agencia Télam.

En el acto con Macri en Vaca Muerta, Gutiérrez soltó: “Es importante construir acuerdos básicos en donde pongamos por delante el país”. Y agregó: “Está en juego la voluntad de crecer, de progresar y de desarrollar”.

Pichetto también acompañó las políticas propuestas por el Gobierno aunque exigió que no tenga “contaminación electoral”. “La Argentina necesita acuerdos y deben ser discutidos sin especulaciones electorales, con los gobernadores y los representantes de los trabajadores” dijo el senador rionegrino.

El ex ministro de Economía y posible candidato a presidente, Roberto Lavagna, criticó fuertemente a través de la red social Twitter los puntos de acuerdo puestos sobre la mesa y escribió: “En los 10 puntos que se publicaron ni se menciona el crecimiento de la economía. Podemos saber entonces que no funcionarán. Cómo venimos advirtiendo desde 2016”.

Punto 1: “Lograr y mantener el equilibrio fiscal”. El equilibrio fiscal logrado por medio de una recesión económica no es ni viable, ni sostenible. Solo una economía en marcha puede alcanzar un equilibrio que sea además socialmente aceptable.

— Roberto Lavagna (@RLavagna)
3 de mayo de 2019



Además, afirmó que el gobierno fracasó en su política económica y expresó: “Está claro que el Gobierno atraviesa una seria crisis de confianza. No hay que jugar con las expectativas de la gente a partir de la especulación política y los titulares de los diarios. Consenso es escucha sincera de los que piensan distinto no marketing”.

Massa, en tanto, parece también ir por otro camino. El referente del Frente Renovador y precandidato a presidente por Alternativa Federal, hace días que le pide al Gobierno que “abandone la soberbia” y reclama formar una “mesa de diálogo que integre toda la oposición”.

Este viernes, si bien no cerró la puerta al diálogo, se mostró descreído y advirtió que “el Gobierno quiere dividir a la oposición”, para agregar que “sin cambio de rumbo no hay diálogo”.

Por el kirchnerismo, el encargado de responder fue el presidente del bloque de Diputados del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, quien selaló que “te invitan a que te comprometas a hacer algo que vos no decidiste y de lo que no participaste” y recordó: “En las elecciones de 1999 se firmó un acuerdo entre Fernando de la Rúa, candidato a presidente de la Alianza; Eduardo Duhalde, candidato del peronismo; y Domingo Cavallo, candidato de una alianza federal; en donde los tres se comprometían a mantener la convertibilidad. Esto parece más o menos lo mismo”.

Articulos relacionados