El Chañar: vivían precariamente esperando el pago de la cosechaSociedad 

El Chañar: vivían precariamente esperando el pago de la cosecha

En un allanamiento realizado el sábado en cuatro chacras ubicadas en la localidad de El Chañar, rescataron a 27 personas, entre ellas había dos niñas de diez años, hijas de uno de los trabajadores.

Las víctimas, oriundas de las provincias de Tucumán, Santiago del Estero, Chaco y Salta, se encontraban desde enero realizando tareas rurales vinculadas a la cosecha de pera y manzana, al servicio de la empresa Frutos del Chañar S.A.

Los procedimientos se llevaron a cabo a partir de una serie de denuncias recibidas dos días antes, en el marco de una investigación iniciada por la Fiscalía Federal N°2 de Neuquén por el presunto delito de trata de personas.

Vivían en una suerte de barracas proporcionadas por la firma que carecían de condiciones de higiene, calefacción, agua caliente, cocinas para preparar los alimentos y heladeras para conservar la comida.

Tenían solo dos sanitarios para más de 30 personas y en las habitaciones, de 4 x 5 metros, llegaban a dormir hasta diez. Tenían “mesones” que no se podían utilizar porque los pozos cloacales estaban colmados,  lo que además lo volvía un espacio insalubre.

A partir de la declaración de las personas rescatadas se pudo establecer que, frecuentemente, tenían que recurrir al canal de riego para obtener agua para su consumo e higienizarse frente a habituales cortes de agua y electricidad.

La pesquisa comenzó luego de un llamado telefónico a la Fiscalía dando cuenta de la situación. En la comunicación, además, se informó que el dueño no les pagaba y que los trabajadores se encontraban en la chacra sin movilidad, comida y dinero.

Tras la denuncia se solicitó a la Prefectura Naval Argentina que se dirija al lugar, para constatar la denuncia. De esa manera, se pudo determinar la situación de vulnerabilidad en que allí residían, en condiciones infrahumanas sin percibir salario alguno. Además, se recibió la declaración de dos víctimas que detallaron que se les aplicaban sanciones injustificadas con tal de desalentar los reclamos de los trabajadores.

Respecto del salario, les habían dicho que les darían un anticipo de dinero todos los sábados y que finalizado el mes se les abonarían los montos restantes en un solo pago. Sin embargo, eso no se concretó  en ningún momento.

El trabajo de cosecha ya había terminado, pero la empresa adeuda a las víctimas el pago de los últimos salarios mensuales, razón por la que las víctimas permanecían en el lugar y en esas condiciones a la espera del pago, subsistiendo en base a la comida que les brindaban los vecinos de la zona ya que no tienen dinero para adquirir alimentos ni para comprar el pasaje de regreso a sus provincias.

Uno de los trabajadores que prestó testimonio en la Fiscalía indicó que cuando le preguntó al empleador cuándo iban a pagarles, el hombre le respondió: “Hay que poner el pecho duro porque plata no hay”.

La Fiscalía solicitó la intervención de la autoridad de aplicación laboral de la provincia de Neuquén para que determine la liquidación de lo adeudado a los trabajadores, así como del Centro de Atención a la Víctima del Delito para la urgente asistencia de las víctimas.

Los procedimientos se realizaron con la participación de personal de la Fiscalía, Prefectura Naval Argentina, el Programa de Rescate y Acompañamiento de personas víctimas del delito de trata -del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación-, AFIP y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento de Neuquén.

Articulos relacionados