Ola vendedora de bonos argentinos disparó el riesgo país a un nuevo récordEconomía 

Ola vendedora de bonos argentinos disparó el riesgo país a un nuevo récord

Pese a no haber actividad en la plaza local por el feriado, el castigo a los activos argentinos se aceleró hoy en los mercados extranjeros tras el anuncio del “plan anticrisis” y ante los crecientes temores de los fondos especulativos sobre una posible reetructuración de la deuda. En Wall Street, las acciones de empresas nacionales se hundieron hasta 8% y los bonos tiñeron de rojo las pantallas. Así, el riesgo país y los seguros contra default marcaron un nuevo récord en la era Cambiemos.

Según los analistas, el sacudón financiero que sufre Argentina, a contramano del grueso de los países emergentes, tiene un amplio abanico de razones. De base, la desconfianza del mercado en la capacidad de pago de la deuda, sobre todo entre 2020 y 2023, cuando ya no lleguen dólares del FMI pero haya que enfrentar vencimientos por casi u$s150.000 millones. Una desconfianza que se acrecentó con los malos datos de actividad de marzo, que echaron por tierra las ilusiones de una pronta reactivación económica. A eso se sumó la aceleración de la inflación que añadió presiones a la endeble situación cambiaria y llevó al Gobierno a lanzar un paquete de medidas paliativas en busca de ganar aire de cara a las elecciones. Una decisión que los inversores consideraron “desesperada” y “cortoplacista”.

Ese cóctel de factores se tradujo en una estampida vendedora de capitales especulativos que poseían activos argentinos. Tras la caída de ayer, los principales bonos en dólares de referencia, como el Bonar 2020 y 2024, derraparon hoy alrededor de 2%. Otro título importante, el Bonar 2025, perdió 7%.

Como consecuencia, el riesgo país, un indicador elaborado por el JP Morgan para medir la diferencia de tasa que pagan los bonos de un país respecto de los de Estados Unidos, se disparó 3,5% hasta los 854 puntos básicos. Se trata del nivel más alto desde junio de 2014, en tiempos de conflicto con los fondos buitres.

En ese marco, el valor de los seguros contra de default (CDS) de la deuda argentina a cinco años trepaba a 942 unidades, 36,5% más que hace un mes. Este número significa que el mercado considera que hay más de 50% de probabilidad de que el país entre en default durante el próximo mandato producto del endeudamiento récord por u$s187.706 millones que realizó el Gobierno de Mauricio Macri, según datos de la UMET.

Las acciones de empresas locales que cotizan en la Bolsa neoyorkina también se derrumbaron hoy. Con los bancos como los principales damnificados, llegaron a retroceder hasta 8%.

El paquete de medidas económicas paliativas anunciado ayer por el Ejecutivo no recibió el visto bueno en los mercados extranjeros. El director de Eco Go, Martín Vauthier, enumeró las lecturas de los inversores: “Parece la primera vez que el Gobierno percibe que puede perder y tira toda la carne al asador tratando de revertir el deterioro que vienen mostrando las encuestas. Y la restricción presupuestaria es tan fuerte que tirar toda la carne al asador implica ir con medidas modestas”.

“La percepción global es que la magnitud de la crisis es tal que la política económica debe recurrir a medidas que fueron intensamente criticadas durante años: derechos de exportación, acuerdos de precios y congelamiento tarifario”, agregó.

Para el analista, lo más preocupante es el impacto de estas tensiones financieras. “Más riesgo país le pone más presión a la tasa de interés y al dólar”, señaló.

Por su parte, la directora del CERX, Victoria Giarrizzo, opinó: “El castigo a los activos argentinos es un reflejo de que el mercado no cree que con estas medidas cambie algo en el país. Es un anticipo de que los ataques especulativos contra la moneda argentina van a continuar”.

Articulos relacionados