Parrilli senador, Bermúdez candidato, y otras perlitasSociedad 

Parrilli senador, Bermúdez candidato, y otras perlitas

Ocurren cosas en el campo de la política neuquina, que no siempre trascienden con la claridad informativa necesaria. Aquí le contamos algunas perlitas cosechadas desde la profundidad de las “roscas” provinciales con proyección nacional:

  • En el peronismo neuquino hay una sorda pelea por candidaturas. El PJ viene de la componenda con Ramón Rioseco ideada y ejecutada por Cristina Kirchner y Oscar Parrilli para competir en los comicios de marzo; y ahora, de aquel acuerdo, quedan algunas hilachas que no coinciden entre sí, y han provocado fricciones. El tema gira alrededor del actual diputado nacional, Darío Martínez. Dicen que el acuerdo para que accediera a ser el vice de Rioseco había sido la promesa de la jefa para ser el candidato a senador nacional en octubre, para el caso de que fuera, como fue, una derrota el resultado del 10. El escenario fue cambiando, y esa candidatura ahora se juega a favor del propio Oscar Parrilli. Lo que se le ofrece a cambio a Martínez es ser el candidato a intendente capitalino, puesto al que aspira Marcelo Zúñiga. En esas decisiones, afirman, está metida la cola del MPN, que (como siempre suele hacer) acomoda piezas del tablero en beneficio propio. Martínez ha ofrecido a cambio su reelección en la banca de diputado nacional que ahora ocupa; pero, también como legado de aquel acuerdo por las provinciales, ese puesto está reservado originalmente para Ramón Rioseco. ¿Cómo se resolverá el entuerto? Imposible predecirlo, por ahora.
  • Por el lado de Horacio Quiroga, todo parece indicar que habrá un elegido con aval del conjunto para competir, con el sello de Cambiemos o algún otro que tal vez sea más cómodo, defendiendo el bastión opositor al MPN. Sería el actual secretario de Coordinación y Gobierno, Marcelo Bermúdez. En las usinas de información no oficial se dice que, tras una larga puja negociadora, estaría todo arreglado, con garantías para todas las partes en la medida de cada necesidad expresada. De confirmarse esto –con el paso inexorable del tiempo, es probable que así sea- se confirmarían también las especulaciones del año pasado alrededor de este tema, que aseguraban que ya estaba todo determinado: el triunfo en las provinciales de Omar Gutiérrez, con la capital “asegurada” para Bermúdez. Claro que ahora el MPN pretende copar la parada, con Mariano Gaido, e ir por todo, especialmente, por la capital. Es como un reaseguro: si la gana, perfecto; y si no la gana, nada se saldría de su cauce, no del todo, por lo menos.
  • En donde nada está demasiado tranquilo, aunque no se note mucho un agitar de aguas, es en la Legislatura provincial. Dicen que hay algunas rebeldías internas que ocasionan más de un dolor de cabeza (ninguno muy grave, todavía) al vicegobernador Rolando Figueroa. No vienen precisamente desde las bancas, sino de la propia estructura institucional, en planta política, por supuesto. ¿Se resolverán los sordos conflictos? Aseguran que ninguna sangre llegará al río, sobre todo porque no valdría la pena poner en peligro el tránsito hacia el 10 de diciembre, fecha tope para el actual equipo político-administrativo.
  • Para terminar, un chimento que es confirmación: se escindió el grupo empresario vitivinícola de Julio Viola –pionero de las bodegas de El Chañar- de la asociación que tenía en Bodegas del Fin del Mundo con Eduardo Eurnekian. Viola ahora regentea la bodega que produce la línea de vinos Malma. Es una bodega más chica, aunque prestigiosa. Muchos apuestan, en el ambiente, a un rápido re-posicionamiento en el mercado.

Articulos relacionados