No tiene mucho consenso la prohibición a las motosSociedad 

No tiene mucho consenso la prohibición a las motos

Horacio Quiroga cosechó más críticas que elogios con la decisión de prohibir la circulación de motos en la zona “roja” de la avenida Olascoaga, en las cercanías del río Limay, pues se opinó mayoritariamente que no se solucionaba el problema, puesto drásticamente sobre el tapete de la realidad capitalina por la muerte de dos jóvenes, caídos de una moto en plena demostración de audacia y velocidad extremas.

La opinión de diversos sectores, desde la política a la policía, pasando por supuesto por los defensores del uso de la moto a ultranza, condenó la medida no solo porque castiga a justos por pecadores, sino porque serviría, en todo caso, para mudar de lugar las prácticas que ahora allí se realizan.

Se interpreta que todo el mundo está de acuerdo en mayores controles que desalienten la transgresión a la ley de tránsito y otras leyes relacionadas; pero que también se le da prioridad a la libertad de circulación que debe tener la vía pública.

En cambio, si podría ser bien recibida la idea de ampliar el radio del circuito recreativo, a esa zona de la avenida Olascoaga. El proyecto lo anticipó también el intendente, aunque esa circunstancia quedó un poco tapada por el anuncio de la prohibición para motos de las 22 a las 4, que regirá –si no cambia algo en el medio- desde el jueves.

Articulos relacionados