Triple juego: Tinelli, Insaurralde y Vidal estuvieron en el mismo lugar, pero sin cruzarsePolítica 

Triple juego: Tinelli, Insaurralde y Vidal estuvieron en el mismo lugar, pero sin cruzarse

Pudo ser el libreto de una comedia de enredos, chaplinesca. Pero no: en pre campaña, tres potenciales animadores del duelo electoral bonaerense, coincidieron -sin verse- en un estratétigo dominio del conurbano sur, Lomas de Zamora.

Los tres –María Eugenia Vidal, Marcelo Tinelli y el intendente Martín Insaurralde– encabezaron actividades en el mismo distrito a la misma hora pero sin verse ni compartir escenario.

La novedad la aportó Tinelli, que tras sus visitas a Tucumán y San Juan, el martes estuvo en Escobar con el peronista Ariel Sujarchuk, y este miércoles, hizo una escala en Lomas. La segunda en 36 horas.

María Eugenia Vidal y Carolina Stanley, de recorrida por Lomas de Zamora

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

El matiz, nada menor, es que Tinelli -que este jueves estará en Córdoba con Juan Schiaretti- no compartió la bajada con Martín Insaurralde, alcalde peronista que gobierna Lomas, que tejió una sociedad con Máximo Kirchner.

Son amigos, se hablan seguido -ultimamente menos porque el lomense cambió el celular y no le pasó el nuevo al conductor de Show Match- pero, en el dibujo volatil de la política, se mueven como potenciales rivales.

Tinelli apareció, sin edecanes políticos, en Lomas invitado por Diego Molea, rector de la UNLZ, e integrante del Consejo de la Magistratura. Orbita en el dispositivo del PJ Federal, cerca de Miguel Angel Pichetto.

Mirá también

Molea había invitado a Insaurralde pero el alcalde dijo que tenía agenda: a esa hora, se vería con un grupo de veteranos de Malvinas que acaban de regresar de un viaje a las islas.

Nunca hay azar en esas conductas: Insaurralde, a pesar de su vínculo con Tinelli, prefirió mostrarse lejos del conductor que viene de elogiar públicamente a Roberto Lavagna y de criticar a Cristina de Kirchner. El lomense fue menos osado que Sujarchuk.

Tinelli sabía, de antemano, que Insaurralde no iría pero igual aceptó, hace más de dos semanas, la invitación de Molea y bajó al conurbano. El speech es el mismo: cinstruir cercanía, saber qué pasa en los territorios, sin intermediaciones.

Marcelo Tinelli y un “like” a Axel Kicillof en Twitter.

No manifestó, tampoco, malestar con el lomense. Después de declararse peronista, y de trasmitir que quiere colaborar en un armado que enfrente -y derrote- a Cambiemos, Tinelli respalda a Lavagna pero apuesta a un acuerdo grande en el peronismo.

“¿Si el 70% está en contra de Macri, porqué no se puede armar un espacio que junte a una mayoría importante?“, interroga, con falsa ingenuidad, el conductor a los dirigentes con los que habla. Quizá por eso, un detalle menor adquirió simbolismo: Tinelli “faveó” un tuit de Axel Kicillof que contaba sobre una gira de campaña en la provincia.

El círculo de atracción política se completó con la presencia, en una actividad oficial, de María Eugenia Vidal que estuvo acompañada por Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social y esposa de Federico Salvai, jefe de gabinete vidalista.

Mäximo Kirchner con intendentes del PJ bonaerense Fernando Gray y Martín Insaurralde buenos aires Martin Insaurralde maximo kirchner Fernando Gray diputado kirchnerista con intendentes politicos kirchneristas reunion encuentro

La figura de Stanley aparece en varias ruletas: como potencial vice de Mauricio Macri o, en un escenario de corrimientos en la boleta presidencial, como sucesora de Vidal en la provincia. Todo vale en el menú de fábulas y artificios electorales. 

Desde La Plata notificaron a Insaurralde y lo convocaron a la actividad pero el peronista, casi declarando la temporada alta de campaña y el fin de las fotos protocolares compartidas, se excusó.

Esquivo, el lomense no quiso aparecer ni con Tinelli ni con Vidal, que en los bosquejos de un futuro cercano, podrían ser sus rivales electorales. Insaurralde, como buena parte del PJ bonaerense, ve los números de Macri y empezó a entrever un escenario de posible triunfo.

Mirá también

La negatividad y la baja intención de voto que el presidente registra en el conurbano impacta sobre Vidal y eso, según los datos del PJ, la vuelven más vulnerable. Lo cree, también; Kicillof y el eje Matanza que comparten Verónica Magario y Fernando Espinoza.

“Nos preparamos 15 años para gobernar la provincia” dijo el diputado que habla en plural y abarca, en ese nosotros, a la intendente. “Queremos ir a una lista consensuada” dijo Espinoza y, no sin malicia, enumeró que con Kicillof, Magario y él mismo -sin incluir a Insaurralde- “le estamos ganando la gobernación de la provincia de Buenos Aires a Vidal”.

Articulos relacionados