Pasaron 29 años para que este jugador vista la camiseta de BocaDeportes 

Pasaron 29 años para que este jugador vista la camiseta de Boca

Con todos los sueños a cuestas, decidió probarse en la reserva de Boca. Su meta era quedar como enganche de la entidad xeneize. La empresa no era fácil ya que delante de él estaban Jorge Griffa (eximio generador de semilleros en el país) acompañado por Abel Almada. Ambos tenían una agudeza y una exigencia implacable a la hora de elegir a los juveniles. Su emoción crecía y su mirada se volvía atónita cuando se percató que en frente suyo estaban Nicolás Burdisso, Aníbal Matellán y Antonio Barijho.

Pese a no haber quedado entre los elegidos, los “adiestradores” futbolísticos le sugirieron que insista con las pruebas. Tal es así que la perseverancia fue su escudo ante los sucesivos “no” y Julio Buffarini no se rindió hasta lograr su objetivo. El cordobés, que en ese momento jugaba en Ateneo y Dolores ambos de General Cabrera, pudo apreciar el Mundo Boca, sin saber tal vez que ese era un aviso premonitorio de su destino futbolístico.

En una nota brindada a Olé, “Buffa” contó: “Me probé cinco veces de enganche y nunca quedé. Tenía 14 años.Mi viejo es hincha de Boca y tenía el sueño de que yo vistiera esta camiseta. En ese entonces en las Inferiores estaban (Jorge) Griffa y (Abel) Almada. Era jodido quedar, pero nunca bajé los brazos”.

Cuando tuvo que dar una opinión sobre su llegada Boca, descartando la posibilidad inmediata de incorporarse a San Lorenzo, sostuvo: “De por sí las condiciones que me ofrecían no eran iguales. Más allá de eso yo sabía lo que arriesgaba. En lo deportivo tenía mucho para dar y Boca era la mejor opción. En San Lorenzo di todo, todo. Llegué con el equipo casi descendido, nos salvamos, ganamos una Libertadores y nos enfrentamos al Madrid en el Mundial de Clubes. En ese sentido no me reprocho nada”.

Articulos relacionados