Mauricio Macri firmó el acta de defunción de la Unasur y la creación de un nuevo bloquePolítica 

Mauricio Macri firmó el acta de defunción de la Unasur y la creación de un nuevo bloque

En un Palacio de la Moneda blindado, que provocó un verdadero caos de tránsito en esta capital, con muy anunciadas pero finalmente reducidas movilizaciones de opositores y organizaciones sociales chilenas, ocho países firmaron el acta de defunción de la Unasur.

En el patio de los cañones de la sede del Gobierno local, Mauricio Macri firmó la Declaración Presidencial sobre la Renovación y el Fortalecimiento de la Integración de América del Sur, que marca el nacimiento del Foro para el Progreso y el Desarrollo de América del Sur (Prosur). Ese documento de apenas 4 páginas inaugura un nuevo capítulo de la pendular integración sudamericana y liquida de hecho el que hace 11 años fundaron Luiz Inacio “Lula” da Silva, Hugo Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Cristina Kirchner.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Al igual que Macri, firmaron el presidente anfitrión y principal impulsor de la medida, Sebastián Piñera; Jair Bolsonaro, de Brasil; Iván Duque; de Colombia; Lenín Moreno, de Ecuador; Mario Abdo Benítez, de Paraguay y Martín Vizcarra, de Perú; además del embajador de Guyana, George Talbot.

“La Unasur es el último error, donde prevaleció la ideología y los prejuicios en vez de las necesidades de la gente. Y sobre todo por no haber puesto un límite a tiempo de lo que hoy está sufriendo el pueblo venezolano”, sentenció el Presidente, que volvió a encontrar un poco de respiro de la política doméstica en la exterior.

Macri el primer mandatario al que recibió Piñera este viernes –compartieron una bilateral, firmaron acuerdos en materia telefónica y pusieron en marcha aquellos económicos que habían rubricado el año pasado- y el último en ingresar al Palacio para poner en marcha la cumbre. También, fue el primero al que el presidente trasandino invitó a firmar el documento.

Mirá también

La mención del Presidente a Venezuela no fue casual. El régimen de Nicolás Maduro divide posiciones. Bolivia, Surinam y Uruguay, que enviaron representantes diplomáticos, fueron los únicos tres países que no firmaron la declaración. No obstante, existen matices. “Bolivia tiene una posición amable, pero irreductible; Surinam está muy pegado a Maduro y Uruguay tiene un problema de política interna”, graficó uno de los funcionarios que siguió de cerca las negociaciones.

Macri había querido flexibilizar la Unasur y eliminar cargos sin concurso y bajar los gastos de los países miembro. El embajador en Chile, José Octavio Bordón, fue uno de los nombres que se barajaron en 2016 para dirigir el organismo.

Paralizada por la falta de consensos y atravesada por la crisis venezolana, la Unasur se convirtió en una cáscara. Colombia renunció y Paraguay se movió en la misma dirección. En los próximos meses, terminará de liquidarse prolijamente. Ecuador ya reclama el edificio que servía como sede y Brasil debe finiquitar acuerdos de salud.

El tono del texto fue menos duro de lo indicaban los trascendidos, aunque el quinto de sus cinco puntos fundamentales establece que solo podrán participar países en los que haya plena vigencia del orden constitucional. 

“El Prosur va a ser abierto a todos los países de América del Sur, va a ser un foro sin ideología y sin burocracias que va a buscar resultados y va a tener un firme y claro compromiso con las libertades”, sentenció Piñera, que ejercerá la presidencia Pro tempore del nuevo bloque por 12 meses.

Le seguirá Paraguay, una propuesta de Macri, que sus pares acompañaron. Un funcionario argentino advirtió en que nadie pretende hacer del Prosur una Unasur de derecha.

Entre los objetivos del foro se insiste en avanzar en integración en materia infraestructura, energía, salud, defensa, seguridad y combate al crimen, prevención y manejo de desastres naturales.

En la comitiva argentina había conformidad. “Fue un encuentro de presidentes democráticos muy positivo, que propone un mecanismo de trabajo con desafíos del siglo XXI”, sostuvo el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, que acompañó al Presidente, junto al vocero Iván Pavlovsky, Bordón y la primera dama, Juliana Awada. 

Mirá también

Los presidentes que adhirieron tuvieron gestos de complicidad. Hubo dos tortas para celebrar los cumpleaños de Vizcarra y de Bolsonaro.

Macri, que emprendió el regreso apenas culminó el almuerzo de honor, no despierta las pasiones que Bolsonaro aquí. Hubo movilizaciones contra el presidente brasileño y ex militares condenados por delitos de lesa humanidad le dedicaron una carta abierta para que conociera su situación. El Presidente no habló con él sobre la decisión del mandatario brasileño de comprar trigo a los Estados Unidos en lugar de a la Argentina. Donald Trump separa a los socios más grandes del Mercosur y del flamante bloque.

Articulos relacionados