El titular de la ONU le dijo a Mauricio Macri que en Venezuela no hay condiciones para una mediaciónPolítica 

El titular de la ONU le dijo a Mauricio Macri que en Venezuela no hay condiciones para una mediación

Después de cierto ruido con Argentina y otros países, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, llegó a Buenos Aires para participar de la Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur, que inauguró este miércoles Mauricio Macri y terminará el viernes 22. El funcionario del organismo comenzó su agenda con un encuentro con el presidente argentino, en el que la situación de Venezuela consumió una buena parte de la charla.

Lo cierto es que Guterres, socialista, primer ministro de su natal Portugal entre 1995 y 2002, sentenció a Macri que, a su entender, no hay condiciones en Venezuela para llevar a cabo una mediación entre las partes en conflicto que permita una salida a la grave y prolongada crisis política, económica e institucional, que sufre el país caribeño. En primer lugar porque ni el chavismo ni la oposición desean conversar entre sí y acordar una salida. La oposición sólo quiere el fin del régimen de Nicolás Maduro y éste, abortó todas las instancia de diálogo con estrategias para permanecer en el poder. 

En el mano a mano entre Macri y Guterres estuvieron: el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Fulvio Pompeo, el canciller Jorge Faurie, el embajador argentino ante la ONU, Martín García Moritán, y por el lado de Guterres una buena parte de su equipo en la ONU. Al mediodía, en el Palacio San Martín, Faurie le organizó un almuerzo en el que estuvieron, entre otros, el jefe de Gabinete Marcos Peña, Pompeo, García Moritán, el presidente provisional del Senado Federico Pinedo y la diputada Cornelia Schmidt Lierman.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Guterres confirmó este viaje a Buenos Aires sobre el final y luego de una intervención directa de Faurie, que no ocultó su enojo hace unos días ante Clarín. Nadie oficializó las razones, y Guterres para entonces decía que tenía un compromiso en Libia. Pero su ausencia en una cumbre histórica de la ONU iba a ser crítica. Más llamativo sería que un socialista como el no estuviera en una reunión sobre el desarrollo y la cooperación Sur-Sur en la que Argentina tiene un rol central. 

Pero se sabe que Estados Unidos venía pidiendo que comenzara una movida en las Naciones Unidas para quitarle las credenciales ante el organismo al gobierno chavista, y empezar a reconocer a los representantes de Guaidó. Aunque no se ha confirmado, Guterres estaba contra esa movida y con razón -afirmaron altas fuentes a Clarín- explicó que nunca se ganaría por cantidad una iniciativa así entre los 193 países que componen la ONU. Pero al mismo tiempo, hay países que le achacan a Guterres que la ONU no presione más al régimen, como lo hace Luis Almagro desde la OEA.  Argentina, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Canadá solicitaron a la fiscalía de la Corte Penal Internacional  de la ONU que investigue supuestos crímenes de lesa humanidad y abusos a los derechos humanos por parte de Maduro

Mirá también

Con todo, la reunión Macri-Guterres -que ya habían conversado muy brevemente durante la cumbre del G20 en Buenos Aires a fin de año, fue “buena”, “cordial” y “productiva”, señalaron altas fuentes. 

Hoy, más de 50 países reconocen al titular de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como “presidente encargado” de su país. Es una minoría aún en el volumen total de 193.   

Guterrez estuvo este miércoles con el secretario de derechos Humanos, Claudio Avruj y el dirigente de la colectividad judía Claudio Epelman, a los que les confirmó que vendrá el 18 de julio para el acto en la AMIA

Articulos relacionados