Una tremenda pelea en la NBA con un protagonista reincidenteDeportes 

Una tremenda pelea en la NBA con un protagonista reincidente

No solo de volcadas, bandejas, alley oops y triples se nutre la NBA. Cada tanto, el mejor torneo de básquetbol del planeta también regala a sus aficionados una buena sesión de golpes entre sus fornidos jugadores. Esta vez los protagonistas fueron Serge Ibaka y Marquese Chriss durante el encuentro entre Toronto Raptors y Cleveland Cavaliers.

A punto estaba de finalizar el tercer cuarto en el Quicken Loans Arena de Cleveland y el local se imponía 91-77, cuando Ibaka y Chriss corrieron a buscar un balón cerca del aro de los Cavaliers tras una reposición larga de Norman Powell desde la línea de fondo de Toronto.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Los dos forcejearon, ninguno alcanzó a tomar contacto con la pelota e Ibaka terminó en el suelo. Nada fuera de lo común en este deporte. Pero para el congoleño, que representa al seleccionado español, la cosa no terminó ahí.

Quizás alguna palabra de Chriss haya funcionado como detonante porque, sin mediar prólogo, el ala-pivot de los Raptors se levantó, tomó del cuello a su adversario, lo empujó contra el soporte del aro y, en cuanto pudo, la emprendió a puñetazo limpio.

El jugador de los Cavaliers no se quedó atrás y, tras la sorpresa inicial, respondió con algunos mandobles que no llegaron a destino. La rápida intervención de los árbitros y de algunos jugadores evitó que la escaramuza adquiriera otra dimensión.

Mirá también

Ibaka ni siquiera esperó y se retiró inmediatamente a los vestuarios. Chriss, en cambió, aguardó sobre el parquet la decisión de los árbitros, quienes, sin espacio para demasiadas dudas, resolvieron la expulsión de ambos del partido, que terminó ganando Cleveland por 126-101.

Ahora los dos basquetbolistas se exponen a una dura sanción. En el caso de Ibaka, principal responsable de la tangana, la pena podría ser de entre tres y cinco partidos de suspensión, además de una multa que rondaría los 150.000 dólares, según consignó ESPN.

Esta no es la primera pelea que protagoniza el congoleño. En enero del año pasado intercambió golpes con James Johnson durante un duelo frente a Miami Heat. Ambos fueron expulsados y luego suspendidos por un partido.

Diez meses antes, en enero de 2017, Ibaka se había trenzado a puñetazos con Robin López en un partido entre su equipo y Chicago Bulls. Fue necesaria la intervención de varios jugadores para lograr que cesara la práctica pugilística. Esa vez también los protagonistas fueron sancionados con un encuentro de suspensión.

JD

Articulos relacionados