Tras almorzar con Tinelli, Lavagna se diferenció de Macri por la corrupción y se definió sobre el abortoPolítica 

Tras almorzar con Tinelli, Lavagna se diferenció de Macri por la corrupción y se definió sobre el aborto

Luego del almuerzo que mantuvo el lunes con Marcelo Tinelli, Roberto Lavagna salió este martes a diferenciarse del Gobierno en cuanto a temas de corrupción. Si bien mantuvo la incógnita sobre si competirá por la Presidencia, advirtió que “no se hace campaña” sobre temas judiciales individuales que, advirtió, “los decide la Justicia”.

Además, se mostró en contra de la legalización del aborto aunque sí dijo que esa práctica debe estar habilitada “en caso de violación, de peligro de la vida de la madre, de daño físico o psíquico o problemas de salud en el feto”.

En cuanto al encuentro que mantuvo con Tinelli, el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner aseguró que vio al empresario televisivo “comprometido con ir hacia adelante”, y dijo que es alguien “que está en una etapa de su vida en la que quiere hacer un aporte”. De todas formas, evitó profundizar sobre los temas que trataron durante el encuentro.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Respecto de su posible candidatura, Lavagna contó que cuando se lo propusieron su primera reacción “fue ser absolutamente negativo”, pero admitió que “las circunstancias fueron empujando a lo largo de los meses”. “Y aquí estamos, reuniéndonos con gente, poniendo ideas sobre la mesa”, sostuvo.

De todas formas, durante una entrevista con radio Metro, advirtió que “las candidaturas tienen que venir al final” porque “cuando vienen al principio las cosas salen mal. Primero las ideas”, y dijo que está tratando “de contribuir, que se entienda que esta grieta no nos conduce a ningún lado”.

Consultado sobre si podría pactar una especie de “garantía de impunidad” para Cristina Kirchner, que enfrenta varias causas judiciales, Lavagna dejó en claro que, en caso de postularse, no piensa hacer campaña con la corrupción, en una clara diferenciación respecto a la posición de Mauricio Macri.

Roberto Lavagna junto con Sergio Uñac y Miguel Lifschitz, durante el cierre de la Fiesta del Sol en San Juan.

“Se hace campaña con los temas de la corrupción y se los trata y se presenta un programa, ideas y equipos. No se hace campaña sobre temas individuales, ni estos ni los anteriores ni los que van a venir. Eso es materia de la justicia. Sobre los temas que tienen nombre y apellido, esos los decide la justicia”, enfatizó.

Tal como lo viene haciendo en cada una de sus últimas apariciones públicas, el economista aprovechó para diferenciarse tanto del kirchnerismo como del macrismo, y aseguró que tanto Cristina Kirchner como Macri “tienen una vocación de absorberlo todo, de permanencia”. “No tienen en la cabeza la idea de la alternancia o de buscan consenso de manera permanente. En eso hay similitudes muy importantes”, dijo.

Por eso, resaltó que “lo que importa acá es ser capaces de construir un espacio amplio, con gente del justicialismo, del radicalismo, del socialismo, de partidos más chicos como el desarrollismo, y una porción importante que se incorpora a la vida política frente a una situación de tener que elegir entre dos extremos que no nos satisfacen”.

En el mismo sentido, volvió a cuestionar con dureza la política económica del actual gobierno, y si bien explicó que “los últimos 8 años de Argentina son años de estancamiento”, aseguró que “estos últimos 4 años, en lugar de superar la herencia, profundizaron la crisis“.

Mirá también

Por último, consultado sobre su posición respecto a la legalización del aborto, un tema que estará en agenda durante su campaña electoral, Lavagna contó que “en lo personal”, está en contra, aunque sí dijo que esa práctica debe estar habilitada para ciertos casos.

“La Corte argentina había hecho una ley tratando algunos casos importantes. El caso de la violación, del peligro de la vida de la madre, el daño físico o psíquico, los problemas de salud en el feto, que sí lo justificaban. Me gustaría ver algo de ese tipo y que se aplique en todo el país de manera uniforme y que nadie pueda en su región impedir que eso se cumpla para que no se repitan hechos como los que recientemente ha habido”, sostuvo. 

“No lo presentaría como cosa penal, sino en materia de valores: queremos esto o no queremos esto. Y después, los legisladores sabrán cómo adaptarlo en términos legales. Hay algunas sociedades que lo han hecho y lo han hecho exitosamente”, concluyó.

JPE

Articulos relacionados