La cuarentena pone en crisis al sindicato de BarrionuevoPolítica 

La cuarentena pone en crisis al sindicato de Barrionuevo

La extensión de la cuarentena complica de lleno al sector de los gastronómicos, donde empieza a crecer el reclamo por la apertura de locales. Pero la crisis golpea incluso al mismo sindicato que vio caer sus ingresos de manera estrepitosa.

Según pudo saber LPO, el aislamiento obligatorio afectó las finanzas del gremio y de la obra social están en estado crítico. Trascendió que hay un recorte salarial del 25% en el gremio y que podrían llegar a despedir personal.

La recaudación de abril cayó un 36% respecto de la marzo. Y que la cuota sindical tuvo una cobrabilidad de entre 8% y 10%.

El sector está en jaque. El sindicato trabaja junto con empresarios en protocolos alternativos para poder abrir las puertas, pero ninguno convence por los costos. Reabrir las puertas de bares y restaurantes será algo muy difícil después del aislamiento.

Los protocolos ensayados requieren de inversiones muy grandes que se sumarán a la deuda que se acumuló durante estos meses. Algunos borradores exigen mesas separadas a más de dos metros y no más de cuatro personas por mesa. Esto implica entre un 30% y 40% del salón.

Otros borradores ensayan la posibilidad de habilitar solo mesas al aire libre. Pero esto tiene choca con la época del año, cuando Argentina transite la etapa más cruda del invierno. Fuentes del gremio confiaron a LPO que consideran que locales que logren sobrevivir, recién podrán reabrir en septiembre.

Este viernes, empresarios y trabajadores de la gastronomía realizaron una fuerte protesta en Mar del Plata, un poco gastronómico de la provincia de Buenos Aires. Cerca de 300 personas cortaron las calles Luro e Yrigoyen para reclamar por la reapertura de los locales.

Aseguran que acumulan deuda con alquileres, servicios y fundamentalmente con los trabajadores. Y afirman que la venta mediante delivery sirvió durante las primeras semanas, pero que ahora los clientes empezaron a cuidar su dinero.

En cuanto a la modalidad take away sostienen que la gente se muestra reticente a salir de su domicilio y remarcan que el salón es la principal fuente de ingresos. La propuesta de los gastronómicos es abrir al 30 o 50% de lo que trabajaban antes de la cuarentena.

Fuentes de UTHGRA explican que el cierre de bares y restaurantes crece en todo el país.

Por caso, la ciudad de La Plata es uno de los aglomerados con más cierres de negocios de este tipo en lo que va de la cuarentena. El primero fue la histórica confitería Paris, cuyos dueños mantuvieron un encuentro con Axel Kicillof en el que se analizó las herramientas de crédito que dispone la provincia.

Pero la lista de locales gastronómicos creció en las últimas semanas. Almendra (otro histórico de la zona de los tribunales de la capital provincial), Café Market, Pipistrello, Mira Pampa y Volga, fueron otros que bajaron sus persianas.

Desde la Cámara de Gastronómicos de La Plata sostienen que el 60% de los boliches y restaurantes tienen serios problemas.

En los últimos días, empresarios del sector armaron un petitorio que fue entregado al Gobernador y al intendente Julio Garro (Cambiemos) en el que presentaron diversas medidas para paliar la crisis. Entre ellas pidieron el no cobro de tasas por un año y una reducción en lo que se abona en concepto de recolección algo que lo que se había avanzado con el municipio.

Copyright La Politica Online SA 2020.

Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas.

Articulos relacionados

Leave a Comment