Seal, en el Luna Park: la entrega total de un brillante intérpreteEspectáculos 

Seal, en el Luna Park: la entrega total de un brillante intérprete

El músico británico Seal selló el jueves por la noche una inquebrantable alianza con el público argentino durante el concierto brindado en el porteño estadio Luna Park, a partir de una excelente performance, basada en su prodigiosa voz y su innegable carisma, pero fundamentalmente en su recurrente gesto de bajarse del escenario y cantar desde la platea, rodeado por la gente que asistió al show.

Así lo hizo en tres ocasiones, desde la mitad de su actuación hasta los bises, sin por eso dejar de lado sus excelsas interpretaciones, ni una serie de mensajes positivos en donde resaltó la importancia de la circulación de “buena energía” y la búsqueda del bienestar interior.

Pero aunque esta actitud resultó una nota saliente de la noche, en las dos horas de concierto también redundó la buena música, con un puñado de canciones interesantes, un notable frontman y una sutil y versátil banda.

Con un repertorio basado en su exitoso homónimo primer álbum de 1991, al punto que la mitad del listado de canciones pertenecían a esa placa, Seal conmovió con baladas, en su gran mayoría, susceptibles de inscribirse en ese subgénero conocido como AOR (Adult Orient Rock), que en ningún momento cayeron en lugares comunes musicales.

Articulos relacionados

Leave a Comment