Para el protagonista de “The Walking Dead”, la serie “nunca ha sido un show sobre zombies”Espectáculos 

Para el protagonista de “The Walking Dead”, la serie “nunca ha sido un show sobre zombies”

El actor estadounidense Norman Reedus, quien interpreta al rústico pero confiable Daryl Dixon en el drama postapocalíptico “The Walking Dead”, que este domingo a las 22 estrena por Fox Premium Series su décima temporada, afirmó a Télam que la serie “nunca ha sido un show sobre zombies”.

“Son sólo el trasfondo. Siempre se trató sobre la gente, su relación con otras personas, sobre por qué causas estarías dispuesto a luchar. Sobre encontrar el superhéroe dentro tuyo y pasar a la acción con la consciencia de que puede haber consecuencias”, explicó el intérprete.

Pintor, fotógrafo y presentador además de actor, Reedus debutó en la pantalla grande en la cinta de terror de ciencia ficción de Guillermo del Toro “Mimic” (1997) y dos años después protagonizó la película de culto “The Boondock Saints” (1999), pero fue a partir “The Walking Dead” en 2010 que se convirtió en una figura de la industria.

Adorado por los fans, su personaje fue una apuesta de los creadores del show, ya que era el único del reparto principal que no formaba parte del exitoso cómic de Robert Kirkman en el que se inspira la serie.

De pocas pulgas y aún menos palabras, Daryl Dixon se presentaba como el estereotipo del “redneck”, hombre blanco de origen pobre del Estados Unidos profundo, generalmente racista, machista y violento.

Sin embargo, Daryl demostraría con rapidez que debajo de su superficie tosca había un buen corazón, que resentía su crianza intolerante y -lo más importante- que podía ser una pieza clave para la supervivencia de aquel heterogéneo grupo de personas unidas ante el espanto del apocalipsis zombie.

Tras la salida la temporada pasada del protagonista principal Andrew Lincoln (que encarnaba al oficial Rick Grimes), Reedus y su compañera Melissa McBride (Carol) se convirtieron en los más antiguos y relevantes miembros del elenco.

En la temporada que inicia el domingo, Daryl deberá asumir el rol de líder que siempre esquivó, justo a la puerta de un nuevo enfrentamiento con Alpha y sus brutales “whisperers” (susurradores), la banda de sádicos que asesinó a muchos de sus compañeros el año pasado.

Télam: Llevás ya una década en la piel de Daryl, ¿cuánto ha cambiado desde 2010?
Norman Reedus: Cuando comenzó el programa era muy pero muy diferente. No confiaba en nadie y con el correr de las temporadas encontró un propósito. Se convirtió en un líder y encontró razones para pelear por las amistades que ha hecho, por la familia que construyó desde el apocalipsis. Esta temporada se encuentra teniendo que cuidar ya no sólo de sí mismo sino de otras personas, tomar decisiones por ellos.

T: ¿Qué tuvo Daryl para convertirse en uno de los favoritos del público?
NR: Creo que la mayoría se conectó con el personaje porque lo vieron sufrir, que había crecido en el peor entorno, había sido golpeado, había sido criado en un ambiente racista, con drogas. Era un tipo que estaba avergonzado de lo que era, sabía que los demás lo odiaban, pero demostró que era un tipo honesto con un corazón de oro.

T: En la serie los otros seres humanos son capaces de generar más miedo que los zombies. ¿Es esa mirada crítica acerca del mal que puede ocasionar el hombre lo que hace al programa tan popular?
NR: Definitivamente hoy vivimos en un mundo de miedo. La serie refleja esa necesidad que tenemos de agruparnos con gente que piense como uno y en las que se pueda confiar, porque sentimos que hay amenazas a la vuelta de cada esquina. Pero cada bando siempre siente que está en lo correcto y que los otros no. Por ejemplo, Negan (villano de pasadas temporadas) creía que él era el héroe de la historia, y nuestro grupo lo veía como el villano, entonces la línea entre el bien y el mal a veces se vuelve borrosa.

Articulos relacionados

Leave a Comment